domingo, 4 de marzo de 2012

Pastor Oropeza y el Colegio Federal Caror


Cuando investigaba para escribir mi trabajo de Maestría en Historia sobre el Colegio La Esperanza o Federal Carora, visité la casa de este iniciador de la pediatría en Venezuela, quien me dio algunas informaciones muy valiosas sobre su educación secundaria en el instituto que dirigían los doctores Ramón Pompilio Oropeza y Lucio Antonio Zubillaga. Me contó que se inscribió en el instituto el 18 de septiembre de 1911, después de que el Colegio reabriera sus puertas después de permanecer clausurado desde 1900 por orden del presidente Cipriano Castro y su ministro de Instrucción Pública, Dr. Eduardo Blanco. Fue por disposición del presidente Gómez, su Ministro,  Dr. Gil Fortoul, las diligencias del Dr. Ramón Pompilio y Chío Zubillaga, a la sazón diputados que votaron favorablemente para que Gómez se eligiera presidente por cuatro años en 1910, quienes aligeraron la reapertura del instituto.
Para comenzar debió Pastor, de 10 años de edad, presentar un examen de admisión junto a otros muchachos: Felipe José Alcalde, José María Aldazoro, Ramón José Alvarez, Ricardo Alvarez, Federico José Carmona, Fenelón Perera, Roberto Montero, Carlos Montesdeoca, Juan Bautista Gallardo, José Clemente Montesdeoca, José Franco, Gonzalo González, Flavio José Herrera, José Alejandro Riera, Félix Lameda, entre otros. En el año escolar 1911-1912 cursó las clases de Gramática Castellana, Geografía Universal, Francés (1er año), Inglés (1er año), Higiene. Entre 1912-1913 estudió Retórica y Ejercicios de Composición, Latín (1º y 2º año), Francés (2º año), Inglés (2º año), Aritmética Práctica y Razonada, Geografía e Historia de Venezuela (asignatura que por vez primera se dictaba en el Colegio), Nociones de Historia Natural y de Química, Historia Universal, Taquigrafía. Para 1913 y 1914 (año de la langosta), estudió Gramática Castellana, Algebra, Geometría, Botánica y Zoología, Latín y Raíces Griegas, Alemán, Complementos de Historia Universal, en especial de España y América. En el año escolar 1914-1915 lo hizo en Literatura Castellana y su Historia, Alemán, Física (1er año), Mineralogía y Geología, Química, Filosofía y su Historia (1er año). Para finalizar el joven Pastor de 15 años se inscribió en el Tercer Año del Curso Filosófico en 1916 para cursar Literatura y su Historia, Física (2º año), Cosmología y Cronología, Biología y Antropología, Filosofía y su Historia (2º año). Como se habrá notado, el arrollador avance del positivismo cientificista en nuestros medios académicos de principios del siglo XX no logra desplazar las asignaturas ligadas a las Humanidades, tales como el Griego y el Latín, una lengua que había dejado de ser universal desde el siglo XVII, así como la Gramática, Filosofía, Retórica, entre otras.
En 1916, año de la gran inundación que sufriera Carora, obtuvo Pastor su título de Bachiller en Filosofía y Letras. Fueron sus maestros y guías en la ciudad del Portillo Manuel Torrealba Ramos, Cecilio “Chío” Zubillaga Perera, Rafael Tobías Marquís, doctores Ramón Pompilio Oropeza y Lucio Antonio Zubillaga, Director y Sub Director del Colegio Federal Carora respectivamente. Fue determinante en su vocación de médico la influencia que recibiera del Dr. José María Riera, quien egresó de la Universidad de Caracas a finales del siglo XIX y que luego haría estudios de perfeccionamiento, como lo haría el mismo Pastor, en Francia, país que por aquel entonces era el faro luminoso de los estudios médicos a escala universal. El Dr. Riera era el jefe del “Mochismo” en Carora, fundó en 1898 el Club Recreativo Torres, recibió y le dio apoyo a Cipriano Castro a su paso por la ciudad en 1899, y murió asesinado en 1900. El médico Miguel Riera Meléndez, su descendiente, me mostró en su casa unas fotografías y el instrumental de cirugía del Dr. José María con los cuales recibió lecciones de anatomía en la Ciudad Luz, París.
Pastor continuaría sus estudios en la Universidad  de Caracas, donde se recibió de Doctor en Ciencias Médicas en 1924, allí obtuvo conocimientos de los doctores José Gregorio Hernández, Henrique Toledo Trujillo, Luis Razetti, Enrique Tejera, Francisco Antonio Rísquez, José Izquierdo. En París recibió el título de Médico Colonial en 1928. El Dr. Pastor es reconocido como una eminencia a escala planetaria en los estudios de Pediatría y atención maternal. Una gloria para  caroreños y venezolanos. “Cuando yo me inicié como pediatra, Venezuela era una necrópolis”, me dijo en aquella oportunidad.