jueves, 6 de noviembre de 2014

Las cuatro fundaciones de Barquisimeto

El récord de fundaciones sucesivas en Venezuela lo tiene la ciudad de Trujillo, por ello ha sido llamada la ciudad portátil de Venezuela por sus siete fundaciones. Don Mario Briceño Perozo dice que la actual ciudad de Nuestra Señora de la Paz de Trujillo, desde 1557 anduvo trashumante por tierras de los cuicas hasta asentarse definitivamente en el valle de la quebrada de “Los Cedros” y del río “Castán”, reducto silencioso de los cuicas.
No se queda atrás la urbe crepuscular, pues ella fue motivo fundacional  en cuatro ocasiones. En 1552, dice el historiador Reinaldo Rojas en su libro Historia social de la Región Barquisimeto en el tiempo histórico colonial, 1530-1810, que el conquistador español Juan de Villegas funda en Buría (Municipio Simón Planas del Estado Lara), el primer asiento de la Nueva Segovia de Barquisimeto. La Relación Geográfica de 1579 lo narra así: Y de El Tocuyo salió Juan de Villegas con cierta cantidad de soldados y descubrió minas de oro en la cordillera de San Pedro (…) Dícese (le) Buría porque es el nombre de un río (…) y el río de San Pedro se llama así porque se descubrió el día de San Pedro.
 Este documento no señala la causa central del despoblamiento: el levantamiento de los primeros negros esclavos encabezados por el negro Miguel en 1553. Acontecimiento que representa, dice Rojas,  el primer levantamiento antiesclavista de negros e indios en Venezuela colonial. Levantamiento que se fundamenta en los principios del cristianismo primitivo: Dios los creó a los negros hombres libres como las demás gentes del mundo, por lo que no se justifica que España los mantenga en miserable servidumbre,  sin que en otra parte del mundo hubiese tal costumbre, pues en Francia, Italia, Inglaterra, y en todas otras partes eran libres, escribe Fray Pedro Simón, poniendo el labios del Negro Miguel tal discurso.
El primer cambio de lugar, continúa Rojas, es descrito así en el mismo documento: Estuvo poblado allí el pueblo por poco tiempo, por ser el asiento donde estábamos enfermizo y muy húmedo y por las enfermedades que habían, y por morir algunas personas en él, y por tener naturales (aborígenes) lejos. Se pasó a Bariquisimeto que es junto al dicho río Bariquisimeto, en el asiento donde quemo el pueblo Lope de Aguirre.
Del tercer asiento dice Fray Pedro Simón: lo mudaron el poblado a otro más desahogado, en el tiempo del Gobernador Pablo Collado, entre dos ríos, el uno llamado Claro y el otro Turbio, porque iban así.
Y de la ocupación de la terraza actual, que se considera la cuarta fundación, hacia 1563, nos dice el mismo religioso franciscano: Tampoco les pareció haber acertado en este sitio, por ser de mucho polvo y muy noscivo en tiempos de vientos; y así lo mudaron más a la parte del Tocuyo, en tiempos de un gobernador llamado Manzanedo, en unas sabanas altas y limpias, de mejores aires, donde hoy permanece.
Y en esta terraza se quedó hasta los días que corren la ciudad que  se está convirtiendo vertiginosamente en una megaconurbación, la que pronto fagocitará a Cabudare, Quíbor,  y  a la vuelta de pocas décadas, a Yaritagua en el vecino Estado Yaracuy.