sábado, 3 de marzo de 2018

CARORA EN LOS MAPAS COLONIALES

A Luis Eduardo Mora Santana, quien ama entrañablemente la cartografía

Utilizó  un hermoso libro editado en el primer quinquenio de Carlos Andrés Pérez Rodríguez, publicación de  la Presidencia de la República, que tiene por título  La Capitanía  General  de Venezuela, 1777-8 de septiembre-1977, el  cual vio la luz en ocasión de los 200 años del establecimiento  de la Capitanía  General  de Venezuela por Real Orden de Carlos  III, que  es la base jurídica de nuestra existencia como Nación,  para extraer de allí  los mapas de los siglos  XVII , XVIII  y XIX en donde aparece la ciudad de Carora, fundada por Juan del Tejo con el nombre de Nuestra Señora de la Madre de Dios de Carora, en 1569,  y que fue rebautizada con el nombre de San Juan Bautista del Portillo de Carora por su repoblador, el capitán Juan de Salamanca, en 1572. Resulta más que una fortuna que la urbe haya conservado en ambas ocasiones su nombre aborigen, Carora, vocablo que en lengua arawaca significa  Cigarra o Chicharra.
Prof. M.E. Luis Mora Santana
         Uno  de los mapas  más importantes que recoge esta publicación lo hizo el cartógrafo Juan de la Cosa en 1500, cuando acompañaba a Américo Vespucio en su conocido viaje. Por su puesto, acá no aparece aun Carora, puesto que la ciudad fue fundada 69 años más tarde, en un lugar que ha resultado imposible ubicarlo. El  primer mapa en que  aparece Carora fue elaborado en la ciudad de Amsterdan, Holanda en el siglo XVII, y su autor  fue  Guiljelemus Blaeuw, y mide  46x36, 5 cmts. Portillo de Carora es el nombre que se le da a nuestra  urbe. El  mapa  se titula: Venezvela, cum parte Auftrali, Novae Andaluciae. En el Archivo General de Madrid reposa otro  mapa con la Portilla de Carora, fechado  en 1695, elaborado por Don Sebastian  Fernández  de Medrano.  Otro mapa fue hecho en el siglo XVIII por el padre  José  Gumilla y se le  llama  allí a nuestra urbe C Carora (sic). 
En  1634 aparece la Portilla de Carora en un mapa de  Francisco de Ruesta, y se le ubica en el  Archivo  General  de Indias, Sevilla. Su  nombre completo es Descripcion Geographica e Hidrografica del  Govierno  de Venezuela i svs provinsias.
         Otros mapas donde aparece nuestra ciudad son el que a  mediados  del  siglo  XVIII dibujó José de Santos Cabrera llamado Mapa  Topografico  de la  Provincia  de Venezuela alias Caracas con parte  del  Nvevo  Reino  de Granada Probincia  de Maracaibo, y el que dibujó un autor  desconocido, un cartógrafo francés, quien realizó un mapa con el nombre de Nouveau Royaume de Grenade, Nouvelle/ Andalousie, et  Guyane. 1764, así como el que se hizo en 1790, el Mapa del  Nuevo  Reino  de Granada (parte  correspondiente  de Venezuela), autor  desconocido, pero  elaborado  por  orden  de Don   José  Espeleta. Como  Plano de la laguna y Saco  de Maracaibo, otro autor  desconocido  elaboró un mapa  enviado por el Goberandor Francisco de Santa Cruz en 1777.
Carora  aparece en este mapa conectada por un camino con la comunidad lacustre  de Lagunillas. No  aparece en este mapa  el  antiguo  Puerto Carora, cercano  al la localidad de Paraute, desmbocadura  del río  del  mismo nombre, actual Estado Zulia.                                                     
         Los últimos mapas del siglo XVIII donde aparece Carora son los siguientes. En  el  Ministerio  del  Ejército, Madrid, se encuentra un mapa  de Juan López, pensionista de Su Majestad, fechado en 1787, con el  nombre de Carta Plana de la Provincia  de Caracas ó Venezuela. Nuestra ciudad está representada en un  Plano Corográfico de la Provincia  de Barinas y parte de las circunvecinas sacado por  algunas  noticias y  planos  que existen el L M L número de su exactitud no se tiene su  mayor certeza. Después de la Guerra de Independencia, en 1831, publicó Mariano Torrente un mapa de las Provincias de Venezuela y del  Reino de Santa Fe. Es  una cartografía  muy  precisa,  pues ha sido elaborado con escalas y coordenadas.
         Como hemos notado, nuestra remota ciudad de Carora siempre apareció en los mapas y cartogramas coloniales, lo que nos da una idea de su temprana importancia estratégica, demográfica y económica de esta localidad, conocida en los tiempos coloniales por su fina artesanía del cuero, sus recias mulas y sus internacionales cofradías y hermandades de su Iglesia católica.

                                                                              Carora, solsticio de verano, 24 de junio de 2009